Metodología en la seducción de mujeres
Claves para la seducción moderna

Valiente o cobarde

Una personalidad atractiva es VALIENTE. Muchos comentarios que he oído por ahí subcomunican un mensaje COBARDE, a pesar de hacerlos con la mejor intención.

Ejemplo 1:

Tras conocerse, una pareja empieza a intimar, hay bailes sexys y provocadores hasta el punto de “desprepuciarse” uno, y esos momentos de alta tensión sexual con los labios rozándose y la mirada directa. En ese momento, él se da cuenta que DEBE avanzar y se le ocurre:

Él: ¿Vamos a dar un paseo por la playa?

En este momento, hay que ponerse en situación: él tiene una erección de caballo y ella está húmeda a muerte y piensa más con el coño que otra cosa. Está deseando desatar su pasión. Está esperando algo que la excite ya del todo y pueda estar en un lugar propicio para el sexo.

La propuesta del paseo es COBARDE. En realidad ninguno de los dos quiere pasear. Ni por la playa ni por ninguna parte. Si no lo quieres… NO LO DIGAS. Por supuesto ella tampoco lo quiere y lo más normal es que ponga cualquier excusa para no ir de paseo.

En el caso extremo de calentura que ella sobreentienda que quieres ir a la playa para follar, el hecho de que se lo hayas comunicado con tanto miedo la va a apagar totalmente y no va a querer nada. COMPROBADO.

Veamos una alternativa valiente:

Él: Vamos juntos al lavabo.

No es sutil, no es elegante, pero es VALIENTE. Comunica directamente lo que quiere: follar en el lavabo. Las opciones de respuesta son múltiples aunque siempre más favorables:

Ella: Vamos

Ella 2: ¿No podemos ir a otro sitio?

Ella 3: Todavía no.

Naturalmente, si dice un no rotundo, te has precipitado o has sido inseguro o no has captado lo que realmente estaba pasado y el único cachondo eras tú.

Ahora vamos a ver una propuesta EXTREMADAMENTE COBARDE:

Él: ¿Me das tu número de teléfono?

¡Wow! ¡Menuda jarra de agua helada! La pobre chica tan solo estaba buscando un poco de compañía, un hombre que la haga sentir bien, amada… y cuando está a punto de conseguirlo, ¡le mandan a paseo!. Porque si le piden el teléfono es para verla OTRO DÍA, es decir, que ahora él quiere separarse de ella para llamarla vete tú a saber cuándo. ¿Y cuál será su recuerdo cuando él le llame? “El hijo puta ese que me puso a 100 y me dejó tirada” (menos mal que luego se encontró con otro que le satisfizo)

Naturalmente yo aconsejo una frase directa pero más elegante como por ejemplo:

Él: Quiero que vengas conmigo y terminemos la noche juntos.

Aquí queda claro que ella debe responder. Desde “por fin”, pasando por “vale, vamos” hasta “Jajaja, ni de coña, pringao!”. Éxito o fracaso dependerá del contexto.

Pero una cosa quedará clara: no vas a perder más tu tiempo.

CONCLUSIÓN:

No propongas algo que realmente no quieres hacer. Sé valiente y di lo que quieres de verdad. Solo así tendrás la oportunidad de que alguien te dé lo que realmente quieres.

Anuncios

Una respuesta to “Valiente o cobarde”

  1. […] él y ellas están luchando internamente por no caer rendidas a sus pies tan deprisa. Un Alfa es valiente y sincero, dice directamente lo que quiere y lo que no quiere, lo que le gusta y lo que no, no le […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: