Metodología en la seducción de mujeres
Claves para la seducción moderna

PODER

Poderoso es el que no tiene nada que perder.

Poderoso es el que lidera a los demás.

Poderoso es aquél con el que no nos queremos enfrentar.

Poderoso es al que recurrimos cuando necesitamos ayuda.

Poderoso es aquél al que admiramos.

Poderoso es el que no tiene miedo.

 

Ahora que queda claro qué es lo que define al poderoso, voy a ir analizando uno a uno cada aspecto y sacar conclusiones de qué podemos hacer para PARECER poderosos.

 

NADA QUE PERDER

Alguien que tiene poder y se lo ha ganado por mérito propio sabe que no hay posibilidad de que pierda nada porque lo tiene todo. Pase lo que pase, él no necesita nada, por eso no tiene nada que perder.

Cuando mostramos miedo a que ella se nos escape, miedo a que se vaya porque van a cerrar el local, miedo a que se vaya porque el tren se va… entonces no damos esa impresión de poderosos.

No temas perderla… pues aún no la tienes. Si la tienes, no temas perderla, porque es ELLA quien corre el riesgo de perderte A TI. Siéntete completo, autosuficiente, respira superioridad.

LIDERA

Alguien que tiene poder sabe liderar. Sabe tomar decisiones rápidamente y toma responsabilidad de lo que resulte de sus decisiones. No acepta chantajes, ni cambios a última hora. Si no le quieren seguir, simplemente sigue con su camino y deja a los demás atrás. Nadie es dueño de su vida.

Esto no quiere decir que siempre tenga que tomar el rol de líder supremo, por supuesto hay líderes en esferas superiores (el policía, el juez, el presidente, un señor que tiene una pistola apuntando a nuestra sien…). No obstante, lidera al máximo de su alcance.

Para parecer un líder hay que tomar iniciativa y conseguir que sea lo suficientemente atractiva para que otros sigan el ejemplo. Un líder no se deja cambiar de opinión y lo demuestra cuando por ejemplo le dicen “¿Sácate la camisa por fuera, no? Estás ridículo” respondiendo con autoridad “Primero aprende a vestirte tú y quizás alguien siga los consejos que nadie te pidió”.

PELIGROSO

A alguien poderoso es peligroso enfrentársele. Es una persona que tiene recursos, algunos incluso ocultos. Cuando se le enfrenta, uno puede ver en sus ojos un brillo fuera de lo normal. Puede ser que su apariencia engañe, que oculte armas desconocidas por todos… y nadie lo quiere descubrir, porque va a ser despiadado.

Para parecer peligroso hay que mantener la mirada hasta que la otra persona la aparte. Hay que controlar la expresión facial. Lo más importante es tener siempre las cejas relajadas totalmente o incluso un poquito fruncidas hacia abajo. Nunca hacia arriba.

PROTECTOR

De alguien poderoso esperamos poder ser amparados. El poderoso extiende su influencia protectora hasta todos los que alcanza. El poderoso protege sus pertenencias, sus amistades, su compañía e incluso a los desconocidos que se encuentra en su presencia.

Para parecer protector basta con estar atento a posibles accidentes y avisar con seguridad, sin ser servicial sino haciendo un favor de gran valor. Por ejemplo: estamos a punto de cruzar la calle y le pongo el brazo delante impidiéndole el paso “Cuidado, viene una moto a todo gas”. Debemos también cuidar nuestras pertenencias y usarlas con mimo. Son valiosas por el mero hecho de pertenecernos. No permitiremos un uso descuidado de nuestras pertenencias.

ADMIRABLE

Alguien poderoso es admirable cuando hace cualquier cosa poco habitual. Usain Bolt es el récordman de los 100 y 200 metros lisos. Mi primo es admirable porque camina natural con una prótesis por pierna izquierda. Pero también es admirable un hombre de honor y de palabra, que lucha cada día por sus ideas y sus sueños.

Para parecer admirable… sé orgulloso de lo que tú haces. Valóralo. Hagas lo que hagas, valora esa decisión como la mejor decisión que una persona puede tomar en tu situación.

ATREVIDO

Alguien poderoso no tiene miedo a nada ni a nadie. O eso parece. Lo cierto es que tiene miedo, pero afronta las situaciones a pesar de su miedo. No tiene miedo al ridículo ni a la vergüenza. No tiene miedo a la verdad.

Para parecer atrevido… lo siento mucho pero ¡hay que atreverse! No te centres en tus miedos, céntrate en el miedo de los demás. Sé consciente de sus miedos y que éstos te den alas. Si alguien quiere reírse de ti, no te vengas abajo. Ríete más fuerte y reta a esa persona a hacer algo similar… verás qué pronto la puedes llamar cobarde.

________________________________

Todas estas cualidades son las que, en el reino de la naturaleza, reúnen los MACHOS ALFA. Ése espécimen dominante de cada grupo social. Es por ello, que en la jerga de la seducción oiréis hablar del MAG (Macho Alfa del Grupo) y de la acción que ejerce sobre los demás: Maguear.

Es un verbo inventado que representa muy bien lo que hay que hacer cuando se sale a la vida a relacionarse con los demás. Veréis a los perros Maguear constantemente. Veréis a los chulos y a los jefes Maguear constantemente. En definitiva, veréis a los poderosos Maguear. Ahora os toca a vosotros hacerlo.

____

Nota final: pueden haber varios líderes en un mismo grupo. Líderes con el mismo rango. Os aconsejo que vuestros amigos sean de ese tipo. No Magueéis a un amigo que tiene el mismo propósito que vosotros. Tratadlo con respeto y protectoramente, de esta manera daréis a entender el gran valor que esa persona representa y ese valor será retroalimentado hasta vosotros, por tener tan buenas e influentes amistades.

Anuncios

2 comentarios to “PODER”

  1. […] Ellas tienen otros interruptores sexuales: la preselección, la seguridad y el poder. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: